Quien guarda siempre halla

      No hay comentarios en Quien guarda siempre halla

Te das cuenta de cómo van cambiado los tiempos por muchas cosas, primero porque las nuevas tecnologías nos tienen obnubilados, nos hemos dado cuenta que gracias a ellas son muchas las cosas que podemos hacer de una manera más cómoda y en muchos casos más económicas. También vemos el cambio en muchos trabajos, por ejemplo, en los supermercados en las grandes superficies, hay máquinas en las que te puedes cobrar solo, sin necesidad de que haya una persona allí pasando la compra por la cinta. El mismo cambio podemos notar, por ejemplo, en las bodas y en la preparación de las mismas, yo que ya estoy mucho tiempo casada y veo a muchas de las chicas que se casan ahora me doy cuenta que desde luego no se prepara una boda de la misma manera, ya que la organización es mucho más moderna, al igual que la manera en la que se amuebla una casa, los muebles ya nada tienen que ver con los míos, evidentemente son de la época en la que me casé y claro no los compras con la idea de cambiarlos a menudo, ya que no es lo que se hace normalmente, yo en su día compré muebles que me costaron un pastizal y que a día de hoy no solo es que estén obsoletos sino que se han quedado demasiado antiguos, así que creo que como a mucha gente ha llegado la hora de cambiarlos.

Claro ahora no te encuentras con muebles como los míos, ahora es diferente, a ver dónde narices se guardan las dos cristalerías y la vajilla que se tiene bien colocada en las vitrinas, si ahora ese tipo de muebles traen un par de baldas y poco más. Pues nada, no queda otra que empaquetar, que guardar esas cristalerías, junto a la vajilla y al juego de café, para si en un futuro les viene bien a mis hijas ponerlo, o porque no venderlo, ya que se habrá convertido en una reliquia. En lo primero que pensé es en guardarlo en un sitio en el que no se puedan desconchar, ni se puedan romper, así que lo mejor es conseguir un material de embalaje de calidad, lo he encontrado en la web selfpaper un material resistible y que me da la confianza de saber que esos bonitos recuerdos estarán salvaguardados, verás cómo en un futuro mis hijas se dan cuenta que quien guarda halla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *