La importancia del cuidado de las articulaciones

La artrosis temprana es muy conocida, sobre todo en los atletas y especialmente en deportes con aceleración rápida o impacto continuo en las articulaciones.

Otra enfermedad relacionada con las articulaciones es la artritis, es una condición en la que se desarrolla dolor, rigidez e hinchazón. Cada año se diagnostica a una de cada siete personas.

Sabiendo esto, ¿Por qué debes cuidar tus articulaciones?

Las lesiones articulares son comunes en cualquier actividad física y pueden tener diversas causas, entre ellas:

En el gimnasio: el uso excesivo de peso durante el ejercicio en combinación con una mala técnica de levantamiento.

Mala nutrición: las articulaciones son como los músculos en el sentido de que necesitan los nutrientes adecuados para adaptarse a cualquier estrés durante el entrenamiento.

A largo plazo, la mala nutrición y el entrenamiento pesado pueden llevar a condiciones como la osteoartritis y la tendinitis, en las que los tendones se inflaman debido al estrés acumulado.

Días sin descanso: El entrenamiento en días consecutivos sin descanso a lo largo del tiempo puede llevar a que las articulaciones se esfuercen demasiado y esto puede llevar a condiciones como la osteoartritis y la tendinitis.

La falta de sueño también puede llevar a una mala recuperación. Cuando dormimos, nuestro cuerpo produce hormonas que llevan nutrientes a los lugares adecuados para una recuperación óptima.

Utiliza una rutina de entrenamiento: Dependiendo del deporte, es importante utilizar el régimen de entrenamiento correcto para asegurarse de no ejercer demasiada presión sobre las articulaciones.

No te olvides de calentar: si nos olvidamos de calentar antes de entrenar, corres el riesgo de sufrir lesiones. Un calentamiento puede incluirlo todo, por ejemplo 10 minutos de ciclismo en una bicicleta estática, 15 minutos de caminata cuesta arriba, etc.

Dieta equilibrada: Las recomendaciones comunes son seguir una dieta mediterránea saludable que incluya carbohidratos integrales, frutas, verduras, pescado, verduras y aceites vegetales.

Todos estos alimentos contienen una variedad de nutrientes, incluyendo ácidos grasos omega-3 y tienen propiedades antiinflamatorias que apoyan la buena salud de las articulaciones a largo plazo.

Calorías: algunos pueden tener períodos a lo largo del año en los que se mantienen bajas las calorías para promover la pérdida de peso.

Es importante asegurarse de no reducir demasiado las calorías, ya que esto provocará una pérdida de masa ósea y una mala salud articular.

articulaciones

¿Funcionan los suplementos para las articulaciones?

Los estudios muestran muchos resultados positivos para su uso en el mantenimiento de la salud de las articulaciones.

Entre los complementos más destacados para el bienestar de las articulaciones se encuentran: Artiok, Glucosamina, entre otras.

Previamente, debes consultar con tu clínica, un farmacéutico o médico antes de tomar los suplementos.

Recuerda, lleva una dieta mediterránea equilibrada en combinación con un buen régimen de entrenamiento que incluya días de descanso y un buen suplemento para huesos y articulaciones que te ayude a alcanzar tus objetivos de acondicionamiento físico.

Deja un comentario