La alimentación del recién nacido: Consejos para padres primerizos

La alimentación del recién nacido: Consejos para padres primerizos

El ritmo de alimentación de un recién nacido puede ser imprevisible. A continuación, explicamos cuándo y cómo alimentar a tu bebé.

Alimentar a un recién nacido es un compromiso de 24 horas. También es una oportunidad para comenzar a formar un vínculo con el nuevo miembro de la familia.

Ten en cuenta estos consejos para alimentar a un recién nacido.

  1. Sigue con la leche materna

La leche materna es el alimento ideal para los bebés, salvo raras excepciones. Si no es posible la lactancia materna, utiliza leche de fórmula que podrás encontrar en cualquier farmacia. Los recién nacidos sanos no necesitan cereales, agua, zumos u otros líquidos.

  1. Aliméntalo a su antojo

La mayoría de los recién nacidos necesitan de ocho a doce tomas al día, es decir, una toma cada dos o tres horas.

Busca los primeros signos de que está preparado para alimentarse, como el movimiento de las manos hacia la boca, la succión de los puños y los dedos y el chasquido de los labios. Las molestias y el llanto son señales posteriores. Cuanto antes empieces a alimentarlo, menos tendrás que calmar a un bebé frenético.

Cuando el bebé deje de mamar, cierre la boca o se aleje de la tetina o el biberón, es posible que esté lleno o que simplemente se esté tomando un descanso. Prueba a hacer eructar al bebé o a esperar un minuto antes de volver a ofrecerle el pecho o el biberón.

A medida que el bebé crece, puede tomar más leche en menos tiempo en cada toma.

  1. Considera los suplementos de vitamina D

Pregunta al pediatra por los suplementos de vitamina D para el bebé, sobre todo si lo estás amamantando. La leche materna puede no aportar suficiente vitamina D, que ayuda al bebé a absorber el calcio y el fósforo, nutrientes necesarios para tener unos huesos fuertes.

  1. Busca variaciones en los patrones de alimentación de su recién nacido

Tu recién nacido no comerá necesariamente la misma cantidad todos los días. Durante los periodos de crecimiento a menudo a las dos o tres semanas de nacer, es posible que coma más en cada toma o que quiera que le den de comer más a menudo.

  1. Confía en tus instintos y en los de tu recién nacido

Puede que te preocupe que tu recién nacido no coma lo suficiente, pero los bebés suelen saber cuánto necesitan. No te fijes en la cantidad, la frecuencia o la regularidad con la que come tu hijo. En su lugar, fíjate en lo siguiente

  • Un aumento de peso constante
  • Satisfacción entre las tomas
  • Al quinto día del nacimiento, al menos seis pañales mojados y tres o más deposiciones al día.

Ponte en contacto con el médico si tu recién nacido no gana peso, moja menos de seis pañales al día o muestra poco interés por las tomas.

  1. Considera cada toma como un momento para establecer un vínculo

Abraza al recién nacido durante cada toma. Míralo a los ojos. Háblale con voz suave. Aprovecha cada toma como una oportunidad para reforzar la sensación de seguridad, confianza y comodidad

  1. Mantén la constancia en las tomas

Si otros miembros de la familia o cuidadores van a alimentar a tu bebé parte del tiempo, asegúrate de que utilizan las mismas rutinas y métodos de alimentación que tú.

  1. Saber cuándo pedir ayuda

Si tienes problemas para dar el pecho, desde hanwayeros te recomendamos acudir al médico de familia, sobre todo si cada toma te resulta dolorosa o tu bebé no gana peso.

Deja un comentario